El “Rey” Pelé

El “Rey” Pelé

3 octubre, 2019 0 Por Reconquistaenfoco

Edson era hijo de un futbolista sin éxito, que se retiró muy temprano y que bautizó así a su hijo en honor al inventor Thomas Edison. Siendo un niño ya mostraba un talento inusitado para el fútbol y destacaba cada vez que jugaba con los chicos del barrio. Tan bueno era, que tras marcar algunos goles decidía ponerse de portero para no abusar del contrario. Fue entonces cuando comenzaron a llamarle «Pelé», un nombre inventado al compararlo con Bilé, el portero del equipo en el que jugaba su padre.

El sobrenombre de Pelé nunca se separó del chico, que conforme fue creciendo se confirmó como una gran promesa del fútbol en las categorías inferiores del Santos. Tal era su calidad, que debutó con el primer equipo con solo 16 años. Su nombre era muy conocido en el ambiente paulista pero no a nivel nacional. Todo cambió tras un torneo internacional, en el que marcó 3 goles en 3 partidos y se ganó la convocatoria para la selección nacional.

Estrella del  Mundial de Suecia 1958

Con Brasil debutó a los 17 años y menos de un año después de su primera aparición como profesional. Pelé marcó 2 goles en sus 2 primeros partidos con la verdeamarela y acabó ganándose un sitio entre los convocados al Mundial de Suecia de 1958.

Que el seleccionador Vicente Feola confiase en un niño no le gustó a todo el mundo. Luizinho, delantero estrella del Corinthians, se quedó fuera de la lista por lo que se organizó un gran revuelo.

Los aficionados del club organizaron un partido amistoso con la selección brasileña con el único objetivo de convencer a Feola de su error. Pero Brasil ganó 3-1 y Luizinho no hizo un gran partido. A lo largo de ese partido de entrenamiento, Pelé fue cosido a patadas por los compañeros de Luizinho, que se empeñaron en lesionarle. Fruto de aquellas entradas, Pelé se golpeó la rodilla derecha, por lo que llegó muy justo al campeonato del Mundo.

La lista de Brasil no indicaba los dorsales de cada jugador, por lo que la organización le asignó el número 10 por casualidad. Desde ese momento, aquel dorsal se convertiría en un número reservado a los más grandes.

En Suecia, Pelé sería suplente en los dos primeros partidos. Brasil debutó ganando 3-0 a Austria pero empató a cero ante Inglaterra en el segundo partido. El vestuario entró en crisis y los veteranos amenazaron a su técnico, Vicente Feola, con una rebelión si no ponía  jugar a Garrincha  y sobre todo a Pelé. El joven de 17 años debutó en la victoria ante la URSS (2-0) y marcó su primer gol en cuartos de final ante Gales (1-0). Con 17 años y 239 días, Pelé aún es el jugador más joven en marcar en una Copa del Mundo.

En semifinales ante Francia, Pelé se confirmó como una estrella. O´Rei marcó 3 goles en 25 minutos y fue clave para la victoria de la canarinha por 5-2. En la final, los brasileños se impusieron por el mismo marcador a Suecia. Pelé marcó dos goles preciosos y  se proclamó Campeón del Mundo siendo la estrella del campeonato. Al finalizar el partido lloraba como un niño. Había nacido una leyenda.

Pelé en el Santos (1957-1974)

El Mundial supuso el despegue definitivo de Pelé, que se convirtió en titular indiscutible y ganó el torneo paulista de 1958. En 38 partidos jugados anotó 58 goles. Con 18 años Pelé tuvo que cumplir servicio militar aunque continuó jugando con el equipo del ejército. A su vuelta, el delantero siguió metiendo goles y se confirmó como una estrella Mundial que era admirada en todo el globo. De ello se aprovechó el Santos, que comenzó a realizar giras por los 5 continentes.

Pelé jugó en el Santos durante 14 años, marcando una época en el club paulista. Con el equipo albinegro conquistó 10 campeonatos paulistas y 5 Copas de Brasil. Su mayor éxito fue proclamarse Bicampeón de América en 1962 y 1963, siendo decisivo en ambas finales ante Peñarol y Boca Juniors. Ante los uruguayos marcó 2 goles en el partido de desempate y ante los argentinos, cerró la eliminatoria con un gol en la Bombonera.

Más repercusión tendrían las dos Copas Intercontinentales (1962-1963) conseguidas ante el Benfica y el Milan. Ante los lusos, el Santos ganó 3-2 en Maracaná con dos goles de Pelé que dieron ventaja a los brasileños. En Lisboa, la exhibición del Rey fue más escandalosa al anotar 3 goles y conseguir una espectacular victoria por 2-5.

Un año después, Pelé volvería a ser decisivo ante el Milan. El delantero anotó 2 goles en Italia pero no pudo evitar la derrota de su equipo por 4-2. En Maracaná, el Santos remontó un 0-2 en contra y acabó ganando por 4-2 con otros dos goles de su estrella. Un día después se jugaría el partido de desempate en el mismo escenario, aunque Pelé no pudo jugar el partido. Aun así, el Santos ganó 1-0 y levantaba su segunda Copa Intercontinental.

Pelé logró ser el máximo goleador del Campeonato Paulista durante 10 años seguidos y 11 en toda su carrera. En 1969 Pelé consiguió el hito de conseguir el Gol 1.000 de su carrera deportiva. Lo hizo tras varios partidos persiguiéndolo y con un penalti anotado ante el  Vasco da Gama. En total, Pelé jugó 1120 partidos con el Santos, anotando 1087 goles.

Pelé, 3 títulos Mundiales con Brasil

Si hay algo de lo que puede presumir Pelé es de haber ganado 3 Copas del Mundo. Después de conquistar Suecia con solo 17 años, Pelé participó en los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966. En ambos sufriría del juego duro de los rivales, que le cosieron a patadas hasta que cayó lesionado. En Chile Brasil salió campeón aunque Pelé solo pudo jugar dos partidos. Lo mismo ocurrió en Inglaterra, donde el marcaje de Coluna le hizo abandonar el campeonato en el segundo partido ante Portugal. En esa ocasión los vigentes campeones se quedaron fuera en la fase previa.

Pero Pelé y los brasileños tendrían la revancha en el Mundial de México 1970. En aquel campeonato Pelé fue decisivo, marcando 4 goles y dejando jugadas para la historia. Un cabezazo suyo provocó la famosa parada de Gordon Banks. Ante Checoslovaquia fue el primer jugador en intentar marcar un gol desde el centro del campo y contra Uruguay, dejó sentado al portero para rozar un gol memorable. En la final ante Italia, Pelé anotó un gol con un cabezazo legendario y conquistó por tercera vez la Copa Jules Rimet en el Estadio Azteca.Entre 1957 y 1971 Pelé jugó 103 partidos y anotó 95 goles con la verde-amarela. Participó en 14 partidos de la Copa del Mundo, marcando 12 goles.

Un día como, Pelé se retira del Santos y de al selección de Brasil.