Cada vez más lento llegar al juicio del cura Monzón

Cada vez más lento llegar al juicio del cura Monzón

23 abril, 2019 0 Por Reconquistaenfoco

La causa por abuso infantil contra el cura Néstor Fabián Monzón no se puede hacer más lento

El cura fue detenido hace tres años pero la causa no llega a juicio porque se demora la designación de los magistrados.

A tres años del inicio de la causa por abuso sexual infantil contra el cura Néstor Fabián Monzón, en el Norte santafesino, los padres de las víctimas reclaman la designación de jueces para que el acusado llegue a juicio.

Una de las querellantes habló de irregularidades tras la excusación de dos magistrados del tribunal sorteado para el debate oral y público, que no tiene siquiera fecha. “La causa se viene complicando y en todo lo que tiene que ver con la Iglesia hay problemas de presiones”, dijo la abogada Luciana González. “Uno de los jueces ya había emitido opinión y el otro fue miembro de los cursillos de la cristiandad con Monzón y dijo que tenía su imparcialidad afectada; que había rezado por su liberación cuando empezó la causa judicial en su contra”.

Lo que sorprendió fue que “en lugar de darle la decisión sobre las excusaciones a la Cámara Penal, se armó un tribunal entre la jueza que presidirá el juicio (Claudia Bressan) y dos conjueces, que son abogados del fuero, quienes resolvieron que ese magistrado podrá ser parte del tribunal”, se quejó sobre la decisión que ahora debe resolver el camarista Eduardo Bernacchia. En tanto, el sumario canónico también está demorado, con “actuaciones secretas”.

En 2016, la provincia de Santa Fe y el país entero se conmovieron con el caso que investiga sometimientos contra una niña y un niño, primos entre sí, de apenas 3 años, en la localidad de Reconquista. La acusación que hicieron los fiscales del Ministerio Público de la Acusación, Rubén Martínez y Alejandro Rodríguez, en aquel momento, fue por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por ser ministro del culto religioso y por haber dañado la salud de la víctima”.

El presbítero de la parroquia María madre de Dios se declaró inocente, cuando fue imputado; rápidamente pasó a la prisión domiciliaria y finalmente quedó en libertad con restricciones. En julio de 2017, Fiscalía presentó acusación y pidió 12 años de prisión para el párroco de 50 años; mientras que los querellantes pidieron 16. Sin embargo, el primer tribunal conformado no quedó firme y se presentaron incidentes en base a ello.

Rodrigo, el padre de una de las víctimas, se quejó de que se pusiera a dos abogados para resolver las excusaciones; y que además resolvieran que el juez Gustavo Gon, que “compartió actividades religiosas” con el imputado, pueda formar parte del tribunal que lo juzgará.

El papá de la otra víctima agregó que están “cansados de que la causa sea pateada”. Y reclamó: “Queremos que esto termine. Tenemos las evidencias para ir a juicio y el Estado no nos da ningún beneficio. Este no es un caso para que pongan a dos abogados, cuando nosotros estamos exigiendo que lo traten jueces”.

Al mismo tiempo, reprochó: “No hay siquiera información de la investigación canónica”. Y dio otros detalles: “Mi mamá lavó durante 25 años los purificadores (retazos de tela) con los que se limpia el cáliz (en la parroquia), y ahí se encontró semen. Lo tenemos como prueba”, dijo en el programa de radio El quinto poder. También relató que su hijo le contó que “en la casa del cura acusado éste tenía puesto un guardapolvo roto, abajo estaba desnudo, y le pidió a su prima que lo toque”.

Página 12