El fiscal pidió perpetua para Damaris Zacarías

El fiscal pidió perpetua para Damaris Zacarías

14 marzo, 2019 0 Por Reconquistaenfoco

Durante el juicio  que se lleva adelante por el asesinato de Aldana Roulín ocurrido en la ciudad de Romang, el fiscal Dr. Rubén  Martínez pidió prisión perpetua para Damaris Zacarías.

Víctima: Aldana Leila Roulín, tenía 16 años cuando fue asesinada a puñaladas en la Ciudad de Romang, el 06 de mayo de 2017.

Acusada: Damaris Priscila Zacarías, quien hace dos meses cumplió los 21 años estando presa a la espera del juicio que comenzó el martes 12 de marzo de 2019 en los tribunales de Reconquista y terminará este jueves con los alegatos finales y la palabra de la acusada, quien por primera vez rompería el silencio.

Jueces del juicio: Gonzalo Basualdo (presidente), Claudia Bressán y Gustavo Gón.

Fiscal: Rubén Martínez.

Querellante por la familia de la víctima: Andrés Ghio.

Abogado defensor contratado por la familia Zacarías: Raúl Elías.

El jefe de los fiscales, quien tiene el caso desde el origen, fue quien inauguró los alegatos de apertura del juicio oral diciendo ante el tribunal de jueces, acusado, defensor, querella y público presente en la audiencia pública, recordando que “el 06 de mayo de 2017 fue un día funesto para la localidad de Romang, especialmente para la familia Roulín. Ese día una niña de 16 años, una adolescente Aldana Leila Roulín, perdió la vida, salvajemente asesinada, acuchillada, en agresión protagonizada por otra joven armada con un cuchillo, de nombre Damaris Priscila Zacarías, quien con su ataque artero, salvaje, alevoso con ensañamiento y con el concurso premeditado de dos o más personas, produjo la muerte de esta niña”. Aseguró que durante el juicio va a probar “toda y cada una de las afirmaciones”.

Según el fiscal, fueron varios menores, inclusive de 10 y 12 años los que utilizó Damaris para su plan asesino, pero además contó con el acompañamiento de 3 mayores de edad que son familiares “que si bien no tuvieron una participación directa, estaban en el lugar”. Martínez entiende que cumplieron un rol determinado: “asegurar la indefensión de Leila” porque “lo que quería Damaris era matar sobre seguro”.

Mientras Damaris corrió a su casa, Leila Roulín quedó moribunda en el piso derramando abundante sangre hasta que una ambulancia la trasladó hasta el Samco de Romang y desde allí partieron hacia el Hospital de Reconquista, pero murió en el camino.

En nombre de la familia de la víctima actúa en el juicio el abogado particular Andrés Ghio, quien le manifestó al tribunal que adhería a lo manifestado por el fiscal, convencido que “Leila Roulín fue emboscada, vil y salvajemente asesinada”.

Estratégicamente la querella imputó otra figura penal como resguardo, el “homicidio simple agravado por la intervención de menores de edad en calidad de autora”, es decir el agravante del artículo 41 quater del Código Penal, y pidió una pena de 33 años de prisión de efectivo cumplimiento en caso que no prospere el pedido de prisión perpetua.

Recordó Ghio que en la requisitoria de acusación “también hemos calificado el hecho como homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento, tal cual lo relató el fiscal, con el concurso por la participación premeditada de dos o más personas, pero también esta querella formuló una acusación alternativa, entendemos además que el homicidio estuvo agravado por la participación de menores de edad”, pero planteó la acusación alternativa basado en los mismos hechos”, de manera que si la condena no es de prisión perpetua, que sea a 33 años.